El fallecimiento de una persona supone el surgimiento de derechos tanto para los herederos como para los legatarios si los hubiera. En principio, la liquidación de la herencia del causante puede resultar un trámite díficil por la pérdida así como por la complejidad del proceso.

Es importante tener en cuenta unas nociones básicas relativas a la liquidación de una herencia:

1º El plazo para liquidar una herencia es de 6 meses desde el día siguiente al fallecimiento del causante.

2º Es importante saber si el heredero había otorgado testamento o por el contrario será una sucesión intestada o abintestato.

3º En caso de que hubiera testamento, habrá que estar a los términos designados en el mismo.

Es fundamental tener en cuenta la normativa fiscal del territorio de residencia del difunto a efectos de realizar la liquidación de la herencia de la manera más beneficiosa y menos gravosa para los herederos o legatarias.

ABR Tax & Law cuenta con gran experiencia en materia sucesoria tanto a nivel nacional como internacional, asesorando de la manera más eficaz posible durante todo el procedimiento de liquidación hereditaria, redacción de escrituras de herencia, presentación de impuestos e inscripción en el Registro de la Propiedad.

Para asesoramiento sobre tramitación de herencias, escrituras de aceptación o liquidación de tributos sucesorios, puede contactarnos y solicitar presupuesto sin compromiso en info@abrtl.com o llamarnos directamente, Llamar.

ABR